Volcán de Colima; Ciclos eruptivos 1913 y 2015

Por Equipo CN Digital
Publicada el

Info volc%c3%a1n

*Investigadores coincidieron en que la actividad volcánica registrada el 10 y 11 de junio es un escenario diferente al suscitado en el año 1913* 

Estos últimos días el Volcán de Colima  ha formado parte de las primeras planas nacionales e internacionales de los diarios, debido a su ciclo eruptivo, específicamente este fin de semana, donde presentó una etapa de erupciones efusivas, las cuales produjeron una nube de ceniza de 9 y 10 kilómetros a lo largo del volcán, que sumada a las condiciones del viento, llevaron los fragmentos de roca (ceniza ) hacia las comunidades de la Becerrera y la Yerbabuena en Colima, y San José del Carmen en Jalisco.

Estos hechos se han interpretado como señales similares ocurridas en 1913, ya que es del conocimiento de los colimenses y de los expertos, que el Volcán Colima presenta erupciones grandes cada cien años.

Sin embargo, los vulcanólogos han descartado por el momento esta conclusión, pues aseguran que los eventos registrados el fin de semana son producto de un evento efusivo, y no de una erupción de tipo subpliniana, como la ocurrida hace más de cien años.

Raúl Arámbula, investigador del Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Colima explicó a CN Digital, que los acontecimientos del fin de semana y los ocurridos en 1913 son dos escenarios diferentes, “los flujos piroclásticos del fin de semana fueron producto del colapso de domo o colapsos de frente de lava, generados por una extrusión de lava, en cambio el ocurrido hace más de 100 años fue una erupción de tipo subpliniana-pliniana”.

Estos flujos abundó el investigador, se deben a que la lava sale de forma lenta a moderada, pero acompañada de mucho gas ya que es éste el que le ayuda salir del volcán.

 

“Cuando la lava empieza a escurrir, de alguna forma el gas escapa, lo veíamos viernes y sábado, había una pluma continua de gas, no había acumulación del gas y esa etapa de derrame de lava, es una etapa efusiva muy intensa”.

En cambio lo ocurrido en 1913, fue una erupción Plinia-Subpliniana:  “Esta es una erupción explosiva donde se forma una columna vertical de cenizas y gases que haciende más allá de 10 kilómetros y puede durar varias horas; la columna se sostiene hasta que llega a una altura máxima y se empieza a formar una especie de sombrilla o de hongo, que dependiendo de la dirección de los vientos se empieza a mover la ceniza hacia cierta dirección, en esa fecha se movió hacia el Noroeste, en dirección de Ciudad Guzmán. Hubo flujos piroclásticos y en esa ocasión llegaron a 16 kilómetros de distancia”.

Con base a datos analizados como la sismicidad, gases y muestras de ceniza “no hay claros indicios de que se presente una erupción de ese  tamaño (la de 1913), pero hay que ser puntuales, siempre existe la probabilidad, puede ser el escenario menos probable, pero no deja de existir”.

 

Lo ocurrido el viernes y sábado, son los eventos más fuertes a partir de 1913

Gabriel Reyes, director del Observatorio Vulcanológico, expuso que los flujos piroclásticos ocurridos este fin de semana son los eventos más fuertes a partir de 1913 y no similares a los de esa fecha.

Aclaró que dado a que primera erupción significativa fue registrada instrumentalmente fue en 1991, podría partirse de ese parámetro para diferenciar la magnitud de las explosiones. Sin embargo, es del conocimiento de la sociedad que existió la de 1913, la cual de acuerdo con los registros de los habitantes y diarios locales se puedo describir como una subpliniana.

Explicó que por ejemplo “las explosiones ocurridas a principios de enero de 2005, cuando el volcán terminó una de sus etapas explosivas, se registró su actividad como una de las más grandes que han ocurrido desde 1913, esta etapa termina un 25 de septiembre, el volcán se mantiene sin actividad y a partir de ese momento esto es nuevo.”

 

Paso a paso de lo ocurrido en el Volcán de Colima el 10 y 11 de junio del 2015:

- Viernes por la tarde noche, a las 20:16 horas.  Se presenta un gran colapso, se desconoce si fue del domo o del flujo de lava que se estaba formando de la parte sur del edificio volcánico.

- Este evento, explicó Raúl Arámbula, “nos genera una señal sísmica de entre 40 y 55 minutos en la cual nosotros podemos ver que es un flujo piroclástico de grandes dimensiones, el flujo avanza hacia el sur y llega a nueve kilómetros, como los vientos en ese momento soplaban hacía el sur-suroeste, la ceniza del flujo es acarreada hacia esa zona del volcán y es por eso que tenemos ceniza intensa en La Becerrera, La Yerbabuena y San José del Carmen en Jalisco, de ahí toda la noche seguimos con derrumbes de material incandescente, parte de la mañana del sábado también.”

- Sábado A las 11:50 horas, inicia el colapso de domo de tamaño más grande.

 - “La señal sísmica dura alrededor de 2 horas 50 minutos y los flujos piroclásticos llegan alrededor de 10 kilómetros de distancia y la ceniza es movida hacia el sur-suroeste, y es por eso que tenemos caída de ceniza en Villa de Álvarez, Colima, Coquimatlán, Comala, Suchitlán, a partir de ahí seguimos teniendo grandes derrumbes y flujos piroclásticos” abundó.

- De acuerdo a los últimos datos, en este momento existe una ligera tendencia a disminuir en el número de derrumbes. Al parecer los flujos de lava siguen avanzando, cuando avanzan estos flujos, al frente puede generar derrumbes y mientras los flujos avancen, los  derrumbes van a ser de menor duración por que recorren menor distancia.

 

 

Erupción Plinia-Subpliniana

En cambio, lo que sucedió en 1913 es distinto, ya que de acuerdo con los investigadores Lucia Capra y José Luis Macías, la erupción de dicho año es uno de los eventos de mayor magnitud volcánica registrados durante el siglo XX, la cual ocurrió de la siguiente forma:

- El 17 de enero, el volcán de Colima realizó una gran explosión que formó una columna eruptiva vertical que dadas las condiciones del viento en ese momento, se desplazó hacia el Noreste.

- El 20 de enero, de acuerdo con los investigadores ocurre la etapa más explosiva de la erupción, ya que formó una columna de 21 kilómetros de altura, que al descender provocó una lluvia de ceniza principalmente en el estado de Jalisco, e incluso llegó a más de 700 km del volcán, provocando lluvia de ceniza en la ciudad de Saltillo Coahuila, esto de acuerdo con los reportes de los diarios locales.

- Los registros fotográficos y diarios de ese entonces registran que el espesor de la ceniza que cayó en Ciudad Guzmán fue de 15 centímetros de espesor, mientras que en Guadalajara de 0.5 milímetros.

- Partes de la columna pliniana se colapsaron para formar flujos piroclásticos incandescentes, las cuales llegaron hasta 15 centímetros del cráter.

- Se considera, de acuerdo con el reporte de estos vulcanólogos que la erupción disminuyó de intensidad a las 10:00 de la noche.

Como consecuencia de esta erupción, dicen Capra y Macías, el volcán perdió 100 metros de altura, con un cráter de 400 metros de diámetro y una profundad de 100 metros.

 

 


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Docu

Presentan documento que dice que el gobierno pagará luz y agua del EcoParc

Adopcion especial 0

Plantean agilizar trámites de adopción de menores

Semef

Amanece este miércoles con el hallazgo de dos cadáveres

Suelducos

La Villa no apoya a Bomberos, pero la alcaldesa sí tiene un "sueldazo"

Festividad

Ya está listo el operativo vial del Festival Internacional del Volcán 2017