Prospectando: ¿Hacia dónde va el PRI?

Por Miguel Ángel Chávez Valencia
Publicada el

Mike2

Es un hecho que en el caso del PRI, el trabajo interno, la adecuada articulación de organismos y militantes en distintas tareas, incluir a liderazgos en la toma de algunas decisiones, la puesta en marcha de programas y estrategias diversas que van desde los aspectos productivos, deportivo, cultural, hasta certámenes, colectas, capacitaciones, conferencias y eventos culturales, por lo regular han generado una dinámica exitosa que en los últimos años no solo le ha permitido sobrevivir, sino también recuperar el poder y posicionarse de manera protagónica en distintos escenarios.

Sin embargo, hoy día analistas, políticos de diversas filiaciones y la sociedad civil, observan cómo un partido dominante como el PRI, que ha sobrevivido gracias a su capacidad para adaptarse a múltiples circunstancias y desafíos, ahora se enfrenta a un reto mayúsculo que es alimentado por una serie de factores que no solo anticipan, sino que muestran una adversidad que si no imposible, se vislumbra sumamente difícil de superar. El contexto implica la calificación presidencial del 20%, según lo publicado por el periódico Reforma en el mes de julio; una aprobación que de acuerdo a los datos de Consulta Mitofsky, lo ubicaba en junio en el tercer sitio de las preferencias entre los partidos con el 16.6 por ciento; un gobierno federal que es objeto del rechazo y vilipendio social por el descrédito acumulado y los magros resultados en seguridad; así como por un gobierno local que no ha respondido a las expectativas generadas, en particular por los apoyos que se esperaba llegarían gracias a las buenas relaciones de Ignacio Peralta con Luis Videgaray el presidente de la República.

Es cierto que problemas con un origen estructural como la economía de las familias y la inseguridad no se pueden resolver en el corto plazo. Sin embargo se trata de compromisos de campaña que pese al trabajo realizado, aún no reflejan un avance que satisfaga a la ciudadanía, e incluso arrojan retrocesos que generan angustia, impotencia y animadversión en todos los sectores de la sociedad. Pese a que este partido preserva su capacidad de operación y aparentemente también la lealtad de su voto duro, los hechos pesan más que las promesas, por lo que si no hay resultados inmediatos en el gobierno en sus ámbitos federal y local, se anticipa que será altamente cuestionada la credibilidad de las propuestas y la aceptación de los futuros candidatos, quienes incluso con la suma de posibles alianzas difícilmente podrían superar el umbral del voto duro.

Recientemente, en Chihuahua, el presidente del CEN del PRI Enrique Ochoa Reza, sostuvo que la Asamblea Nacional será la gran oportunidad para discutir la oferta y política que ofrecerá este partido a la ciudadanía. Esa será una tarea más que difícil, sobre todo porque muchos de los compromisos establecidos en el 2012 a nivel nacional, así como en el 2015 y 2016 en Colima, no se han cumplido.

Ante un escenario como este ¿en qué podrán contribuir los trabajos de la futura Asamblea Nacional del PRI por más organizada, incluyente y democrática que sea? Lo cierto es que aunado a los retos descritos anteriormente y a otros que además del desempeño de los gobiernos tienen que ver con la exclusión de grupos y liderazgos, en el ámbito estatal los priistas también deberán de sortear una prueba más: decidir si se aceptan o no las decisiones de un gobernador que hasta el momento ha mostrado que no piensa ni se conduce como priista.

 

Amarrando navajas

+”No me voy a distraer en la opinión o el comentario insano de personas que les corroe el sentimiento interno, o que motivados por una estrategia de un actor político deciden atacarme visceralmente con adjetivos, creo que eso ya está superado”, dijo ayer en entrevista radiofónica con Max Cortés, el líder sindical Martín Flores Castañeda. Realmente preocupa que en el gobierno del estado les quite el sueño la permanencia de Martín Flores al frente de la burocracia estatal, en lugar de ponerse a trabajar y atender temas cruciales de política interna, inseguridad y de índole administrativa.

+Antes de llevarse a cabo la Asamblea Nacional está dejando un saldo positivo para los priistas, y este es la elección de una gran cantidad de delegados jóvenes y cuadros militantes que no habían sido tomados en cuenta, a quienes se les está dando la oportunidad de sobresalir.

+Excluidos y “ninguneados” se encuentran los diputados locales del PRI de la LVIII Legislatura, tanto por el gobernador como por su propio partido. A diferencia de otros tiempos, como nunca antes los legisladores del PRI son mandados a las graderías en los eventos y relegados en decisiones trascendentales.

+Hace un par de años que no platicaba con Roberto Chapula de la Mora. Me quedó claro que viene de regreso con ánimos renovados, mayor experiencia y sobre todo con ese entusiasmo temperamental que le caracteriza, y que estoy seguro de alguna manera y en alguna opción política se dejará ver en el 2018.

 

*El autor es Licenciado en Ciencias Políticas.

 

@MiguelChavezV


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Whatsapp image 2017 09 25 at 17.37.15

INDAJO ofrece programa de capacitación para jóvenes de la capital

21768398 10207973873339450 7104699568531060355 n

Congreso del Estado aplica remodelaciones, pero no transparenta los costos

Img 20170924 wa0003

Dos semanas de plantón, y maestros sin respuestas de Nacho Peralta

21768421 10207973031798412 6138363378154887937 n

Julia Jiménez pide madurez política al equipo de Jorge Luis Preciado

21766817 10207972974276974 5415169017948903011 n

Indira espera que el PRD recapacite y abandone el Frente Amplio