PARACAÍDAS: Decálogo contra el gasolinazo: demagógico y excluyente

Por Rogelio Guedea
Publicada el

Rogelioguedea

Para empezar, y en lo que concierne a Colima, cualquier tipo de crítica (positiva o no) al decálogo anunciado por el gobernador Nacho Peralta en apoyo a los colimenses de cara al aumento de la gasolina significa ya en sí misma una aceptación de dicho aumento y, por tanto, un triunfo del gobierno por haber empujado a la sociedad a otro debate distinto, relacionado directamente con el aumento de la gasolina, sí, pero no con el rotundo rechazo del mismo. Dicho de otra manera: si el debate lo centramos en las medidas (por demás demagógicas) que piensa implementar gobierno del Estado para paliar el gasolinazo entonces ya estamos de suyo aceptando el gasolinazo y siendo indiferentes a las protestas que todavía siguen en su contra tanto en nuestra entidad como en otros estados de la República. Si bien no participo de las marchas y los saqueos que se han venido dando en agravio de comerciantes y empresarios que nada tienen que ver con el aumento de la gasolina (en todo caso habría que irrumpir en las cámaras legislativas y en la casa presidencial), sí creo que el debate no debe terminar y necesario es que se busque una urgente solución que incluso revierta el aumento, un aumento que pesará sobre todo en los sectores más vulnerables, y no porque –tampoco seamos ingenuos- esos sectores “ni carro tienen” (como alguien por ahí me lo dijo con mofa), sino porque el aumento de la gasolina significa el aumento en muchos de los bienes y servicios de consumo diario de dicho sector, incluso en su canasta básica, pues sólo el kilo de tortilla (como acaba de anunciarse) se piensa aumentar a 18 pesos, mientras el salario mínimo seguirá siendo de poco más de 80 pesos. Ninguna medida contra el gasolinazo ni ningún decálogo podrán contrarrestar el desánimo social si no se evita lacerar de forma real el estado de bienestar de la población, sobre todo de la más necesitada, esa que necesita pagar tarifas accesibles de transporte, comprar una canasta básica con el mínimo alimentario (lácteos, carnes, frutas, verduras, cereales), dormir bajo un techo decoroso y, además, participar todavía de un espacio para la recreación y el esparcimiento, todo lo que un ser humano necesita para tener una vida digna.  En el punto 5 del Decálogo gubernamental, por ejemplo, el de los calentadores solares, el gobernador Nacho Peralta ha obviado que quienes realmente necesitan apoyo para contrarrestar los embates del gasolinazo son personas que viven en casas de cartón, lámina y pedazos de madera, de forma que resulta ofensiva una medida que excluye de hecho a quienes más necesitan estar presentes en un plan que sólo consta de diez puntos, en el que por lo menos cinco de los mismos son pura demagogia. Insisto: no debe centrarse, al menos en Colima, el debate en el Decálogo gubernamental, no, se debe centrar en saber en qué momento todos nuestros representantes populares (diputados, gobernantes, etcétera) van a hacer un frente común a fin de que este aumento que tantos estragos causará a la población sea revertido y, en su caso, se opte por otro tipo de medidas que dejen ilesos a los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad, pues son ellos quienes padecerán con mayor rudeza esta injusta decisión.  

rguedea@hotmail.com

@rogelioguedea    

www.rogelioguedea.com


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Mina

SSyBS desatiende los Centros de Salud de Minatitlán

21766521 492199934490890 1314624928406155614 n

Madre de joven desaparecido aborda al gobernador en su encuentro ciudadano

Donadores

Diputada propone donar 4 mil pesos a damnificados; ni el 10% de lo que gana

21768398 10207973873339450 7104699568531060355 n

Congreso del Estado aplica remodelaciones, pero no transparenta los costos

21768421 10207973031798412 6138363378154887937 n

Julia Jiménez pide madurez política al equipo de Jorge Luis Preciado