La manera de opinar de… Indira, recuérdame bonito

Por José Gilberto Ibáñez Anguiano
Publicada el

Unnamed %283%29

Tal parece que los casos para la Rosa de Guadalupe aún no acaban en el desgobierno de José Ignacio Peralta Sánchez, quien corrió sin  miramientos, como a pobre chacha, a la política saltimbanqui orgullo de Cuauhtémoc, Indira Vizcaíno Silva, la misma que hace dos años acusó públicamente al entonces candidato del PAN a la gubernatura del estado, Jorge Luís Preciado Rodríguez, de que éste le hizo propuestas indecorosas por uno diez millones de pesos para que se fuera a su campaña, manipulación que la hizo merecedora a la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social de Colima (Sedescol) donde nunca dio pie con bola.

El pasado 30 de marzo de 2017, en su muro de Facebook, Indira Vizcaíno Silva, con su rostro desencajado, consternada y al borde de las lágrimas, publico que… “Hace más de 400 días recibí la invitación del Gobernador Ignacio Peralta para incorporarme a la Secretaría de Desarrollo Social; las razones que me llevaron a aceptarla fueron muy claras: la convicción de que más allá de los costos políticos que tuviera que pagar, estaba primero mi obligación de servir lo mejor posible a la sociedad colimense”. ¡Ja, ja, ja, jo, jo, jo, ji, ji, ji,ju,ju,ju, je,je, je¡

“Hoy, después de varias reflexiones me doy cuenta que mi presencia en esta Secretaría no ayuda a Colima (estás en lo cierto); por el contrario, retrasa la posibilidad de que se agilicen programas y se destinen los recursos que requiere para funcionar a favor de los colimenses; no ayuda que siga ahí porque no se me ha dejado de ver como externa y como una contrincante electoral, lo que hace que se le reste impulso a un sector tan importante para Colima como el Desarrollo Social”. Y como mucho ayuda la que no estorba, “adiós que de vaya bien” le dijo el veleidoso Nachis a la transparente novia de todos.

Consuela saber que según su propio dicho, el compromiso de Doña Indira “siempre ha estado y seguirá estando del lado de los colimenses” y que su actuar “siempre será apegado a lo que más convenga para el bienestar de lo que más amo: mi Estado y nuestras familias”. Gracias Indira, acuérdate de nosotros cuando estés en el paraíso que les tiene prometido Andrés Manuel López Obrador  a sus fieles e incondicionales como tú que serás por él generosamente recompensada con una senaduría o, ya de perdis, con otra diputación federal plurinominal como la que disfrutarse a rabiar el trienio 2009-2012.

Al ver la renuncia de Indira puesta sobre el escritorio del desgobernador José Ignacio Peralta Sánchez recordé que en su momento publiqué en mi muro de Facebook que ella  no había tomado la decisión correcta en sumarse al primer equipo nachista, pues desde mi punto de vista muy particular iba a causar irritación en la familia perredista a la que dejaba mal parad al tasar el valor del PRD-Colima  en el estado en pues el valor actual del partido del sol azteca en una una vil secretaría de estado.

También puntualicé que si en verdad amaba al PRD como lo aseveraba, se hubiera quedado en el instituto político negro amarillo para que echara talacha en las colonias, barrios y comunidades de los diez municipios de la entidad para que su partido resurgiera como el ave fénix, desde la cenizas en que lo han convertido sus incompetentes, convenencieros y baquetones dirigentes.

Para muchos, hizo un buen trabajo como alcaldesa de Cuauhtémoc bajo las siglas del PRD e inclusive, percibían que estaba siendo objeta en su momento por una cacería de brujas orquestada por el entonces gobernador del estado, Mario Anguiano Moreno,  quien muy poco acudía a sus eventos, la dejaba como novia de rancho y no encontraba la forma de como deteriorar su administración, pero el muy bruto nunca le esculcó por el lado de los millonarios moches sobre obra pública que recibió de su colega nayarita ex diputado federal Guadalupe Acosta Naranjo.

Su desempeño como presidenta municipal tal vez fue bueno o tal vez fue malo,  pero desde mi punto de vista  fue craso error el que haya caído en las garras de José Ignacio Peralta Sánchez, un gobernador bastante cuestionado en los medios de comunicación y en las redes sociales por su pésimo desempeño y,  más aún, en ejes esenciales como son la seguridad, la salud y la educación.

Indira puede hacer con su militancia partidista un papalote y echarlo a volar aprovechando los aires del 2018, pero mientras que de decide por melón o por sandía, perosa o manzana, o por la vieja del otro día,  ya le interpretó a Nachis  la canción del extinto canta autor de Juliatla, Guerrero, Juan Manuel Figueroa “Joan Sebastian”, “Recuérdame bonito y por favor no llores, “Nachito”,  te lo repito, no por favor no llores, porque me voy, me voy me voy”. ¡Pásela bien¡.


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Acopiohyu

Continúan los cinco Centros de Acopio del Ayuntamiento de Colima

Dia sin auto

Conmemorarán Día Mundial sin Auto con bicipaseo

Kelsy

Se cumplen 125 días de la desaparición de Kelsy Naomi

X08 1024x683

TEE da revés a presidenta del IEE en el plebiscito contra Ecoparc

21752374 10207955905730271 855540396532031453 n

Pese a presencia militar, los robos aumentaron en agosto