Estación Sufragio: Valeria si del PRI

Por Adalberto Carvajal
Publicada el

Img 3719

dispuesto a invertir dinero en votos para 2018. Quedó claro cuando depuraron el padrón de “60 y más” para que no se duplicara con “65 y más”.

 

 

En una columna anterior nos preguntábamos si la nueva secretaria de Desarrollo Social, Valeria Pérez Manzo, con ese perfil de economista que la acredita como una perfecta tecnócrata, tendría también la sensibilidad política que se necesita para desplegar los programas sociales del gobierno de Ignacio Peralta poniendo el énfasis en la dimensión humana y no en la financiera.

 

También nos cuestionábamos si, con el cambio de titular en la Sedescol, la política social se mantendría apartidista como lo estuvo con Indira Vizcaíno, específicamente en lo que respecta a no poner los recursos de la dependencia al servicio del PRI.

 

Mucho se ha comentado sobre la oportunidad con la que le llegó el relevo a Vizcaíno Silva, quien no ha ocultado sus intenciones de contender para algún cargo de elección popular en 2018. En ese sentido, Indira salió de la Secretaría con el tiempo justo para retomar su proyecto político personal.

 

Pero también los grupos priistas que habían venido reclamando no tener a la Sedescol al servicio de los intereses del Partido, están a tiempo de articular con base en los padrones de beneficiarios las estrategias clientelares que tradicionalmente le han dado votos al tricolor.

 

La pregunta pertinente es si la nueva secretaria colaborará con esos propósitos electorales, o si por el contrario la política social continuará siendo apartidista (y, ya encarrerados, con bajo presupuesto) ahora con Valeria como lo fue con Indira.

 

Entrevistada el viernes en Radio Levy, Pérez Manzo “se comprometió a implementar desde esta dependencia una política social para todos los colimenses sin ningún sesgo partidista”.

 

Y respecto a su perfil supuestamente técnico, Valeria reconoció que es militante del Partido Revolucionario Institucional, “pero negó que le hubiera sido solicitado favorecer a simpatizantes del tricolor; además, dijo que tiene como objetivo implementar desde la Sedescol una política social incluyente e integral, que logre reducir la pobreza en la entidad”.

 

Según la nota que publicó en su sitio web la emisora, la funcionaria estatal señaló:

 

“Yo vengo a trabajar de forma honesta y transparente, los recursos públicos son para la ciudadanía y se deben aplicar de manera integral y conjunta… Debo ver que los programas que se implementen sean los que mayor beneficio tengan y la parte política yo… la veo como… simplemente trabajar para lograr los objetivos y beneficiar a toda la población”.

 

En las mesas de café se había especulado en torno a la posibilidad de que la nueva secretaria fuera una mujer, para mantener la cuota de género en el gabinete; una persona cercana, de los afectos y las confianzas del gobernador Ignacio Peralta; e identificada con el tricolor, para reforzar el carácter priista de una administración que –como ya es un lugar común decir– es tan plural que incluye hasta a algunos militantes del PRI.

 

Nada más por este último requisito –su identificación con el PRI– se cruzaron apuestas por la directora general del DIF estatal, Mairén Polanco, para encabezar la Sedescol. Porque si bien es la funcionaria con más juego en el gabinete, no tiene rango de secretaria. Y su dependencia fue reducida en el organigrama y en el presupuesto, al Despacho del Gobernador.

 

La decisión favoreció a Valeria porque, dicen en Palacio, el mandatario estatal estaba resuelto a convertir en secretaria del Gobierno a su antigua subordinada cuando él mismo fue secretario de Fomento Económico en el periodo de Silverio Cavazos.

 

Aunque Mairén fue titular de Sefome en el gobierno interino y cayó para arriba al empezar esta administración, se sabe que Peralta Sánchez está muy satisfecho con su trabajo en el DIF y encontrarle una sustituta habría sido un problema. Además, con Valeria sumó una tercera pieza a su equipo de confianza, que ya abarca la mitad del gabinete.

 

¿Pesó también la cuestión partidista? Valeria Pérez le dijo a Miguel Ángel Vargas que: “Sí, soy militante [del PRI] desde que empecé a trabajar. Soy militante como cualquier otro ciudadano que elige una corriente de pensamiento”.

 

Lo que nos lleva a preguntarnos si es militante porque eso era requisito para trabajar en una administración pública de extracción tricolor, o si realmente tiene trayectoria partidista. Le pregunté a varias priistas y respondieron que a Pérez Manzo casi no la han visto en tareas del PRI.

 

Lo importante es si, por gusto o por instrucción superior, orientará la política social a la estrategia partidista. Ella insistió en que “…estamos trabajando para todos, lo que la población espera son resultados y tenemos que atender a la población en sus necesidades, hoy en día eso es lo más importante, no estoy pensando en la política porque mi labor es tan grande en generar esta política social integral que ahorita lo principal es la población y nada más”.

 

De paso, está conciente que a ella tampoco le darán dinero:

 

“Ya me senté con los compañeros que manejan las finanzas y estuvimos platicando al respecto, y los recursos que se me asignan son con los que trabajaré y lograré y trataré de hacer el esfuerzo para maximizarlos, desde mi punto de vista creo que no tendré ningún problema al respecto”, sentenció.

 

El panorama que dibujó con estas declaraciones debe haber preocupado a más de un operador priista, pues saben lo que la gente espera del tricolor: despensas, láminas, sacos de cemento, becas y apoyos económicos, etcétera; todos ellos beneficios adjudicados en razón de liderazgos personales y méritos de campaña, no con base en un estudio socioeconómico.

 

Este gobierno no parece dispuesto a invertir dinero en votos para el 2018. Nacho Peralta lo dejó en claro desde el momento en que depuraron el padrón de beneficiarios del programa “60 y más” que se duplicaba en un buen número de casos con el programa federal “65 y más”.

 

Dejarle un solo apoyo a quienes habían venido cobrando dos cheques le sirvió al gobierno del estado para maximizar los recursos públicos, pero el PRI perdió clientes que eran cautivos.

 

 

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com. Esta columna se puede leer también en: www.aacb2.com.


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Whatsapp image 2017 09 25 at 17.37.15

INDAJO ofrece programa de capacitación para jóvenes de la capital

21768398 10207973873339450 7104699568531060355 n

Congreso del Estado aplica remodelaciones, pero no transparenta los costos

Img 20170924 wa0003

Dos semanas de plantón, y maestros sin respuestas de Nacho Peralta

21768421 10207973031798412 6138363378154887937 n

Julia Jiménez pide madurez política al equipo de Jorge Luis Preciado

21766817 10207972974276974 5415169017948903011 n

Indira espera que el PRD recapacite y abandone el Frente Amplio