Editorial: Las turbias aguas navega el OSAFIG

Por El Staff CN Digital
Publicada el

Image

Luego de la polémica que despertó en la opinión pública y los medios de comunicación el  “Informe del Resultado de la Revisión de Situación Excepcional. EXCEPCIÓN/01/2016 del Poder Ejecutivo del Gobierno del Estado de Colima. Ejercicio Fiscal 2015” presentado por el OSAFIG, saltan a la vista algunos elementos que dan un giro inesperado al tema, especialmente con la actuación parcial de este organismo a la hora de proponer sanciones para unos, y soslayar la actuación de otros.

 

Tal es el caso de las sanción propuesta para los siguientes ex funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Administración: La Secretaria Blanca Isabel Ávalos Fernández, Elizabeth Vargas Valle  Directora General de Egresos y el ex director de Presupuesto Jorge Anguiano Olmos,  para los tres, inhabilitación por 10 (diez) años, para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público estatal y municipal, además se exige una sanción económica directa por 638 mdp; y un cuarto funcionario con propuesta de sanción es el ex Coordinador de la Dirección General de Egresos Ricardo Miguel Arteaga González, con hasta 6 años de inhabilitación y multa por 12.5 mdp. A los cuatro funcionarias y funcionarios se les acredita un denominador común, haber realizado la cancelación del registro contable en el sistema informático de contabilidad gubernamental “SAP” por un monto de  12.5 mdp.  Sin tener la documentación comprobatoria, en el dictamen se lee al respecto: “Por omitir la comprobación del gasto por $12’500,000.00 (doce millones quinientos mil pesos 00/100 M.N.), generando la cancelación del registro contable en el sistema informático de contabilidad gubernamental “SAP”

 

 Hasta aquí, parece estar todo normal, pues se considera aparentemente toda la columna vertebral de la parte de control financiero de la secretaría de Fianzas y Administración: A la Secretaria, a la directora general de Egresos y al director de presupuesto; sin embargo, la adjudicación de responsabilidades parece sesgada, pues de acuerdo a información pública, recabada por CNDigital, se soslaya la participación del director de contabilidad de dicha dependencia, quien según el reglamento interno de operación de la Secretaría de Finanzas y Administración, fue el responsable de los movimientos relacionados al registro y cancelación del crédito, el resguardo de documentación y movimientos contables, e inclusive, lo relacionado con la presentación de las cuentas públicas (firma aval de los reportes generales financieros de egresos e ingresos) aquí el artículo y algunas de las cláusulas que señalan las obligaciones y responsabilidades de la Dirección de Contabilidad:

 

Artículo 30.- Son facultades de la Dirección de Contabilidad, las siguientes:

I.- Efectuar el registro contable de los eventos económicos que afectan a la administración pública centralizada, de conformidad con la normatividad emitida;  

El CONAC mediante la aprobación del Marco Conceptual ha establecido como objetivos del Sistema de Contabilidad Gubernamental (SCG) los siguientes:

 d) Registrar de manera automática, armónica, delimitada, específica y en tiempo real las operaciones contables y presupuestarias propiciando, con ello, el registro único, simultáneo y homogéneo;

V.- Adoptar los Postulados Básicos de Contabilidad Gubernamental, para la interpretación y registro contable de todas las operaciones que se realicen y se relacionen con la Cuenta Pública del Estado;

XII.- Custodiar la documentación comprobatoria con medios aceptados, como reportes en medios magnéticos y documentos físicos originales, del gasto de la administración pública centralizada;

 

 Con la claridad que nos da el reglamento anterior, preguntamos ¿por qué el informe de OSAFIG no sanciona a una dirección tan importante para este tema, y que además (y con ellos respalda) los estados y reportes financieros y contables del Gobierno del estado?

 

 La respuesta puede estar quizá en los auditores externos contratados por el OSAFIG para realizar esta auditoría, uno de ellos es Alejandro Camarena Berra (en una entrevista radiofónica dada a Max Cortés, Armando Zamora titular del OSAFIG, acepta haberle contratado para “algunos trabajos relacionados con la auditoría del crédito”) que tiene el conflicto de interés de ser hermano gemelo de Eduardo Camarena Berra, titular en el periodo que comprende la contratación del crédito de la Dirección de Contabilidad del gobierno del estado, puesto que dejó en septiembre de 2015, para irse como tesorero del Alcalde Héctor Insúa. El asunto es que Eduardo Camarena, fue quien firmó hasta septiembre del año pasado todo lo relacionado con el crédito así como los reportes financieros y contables del Gobierno estatal, por lo que es extraño que su dirección haya sido eximida de  responsabilidades, cuando el reglamento interno dice que es parte de su función realizar los registros contables en el SAP, además de otros ajustes contables.

 

El CP Alejandro Camarena Berra, debe explicar detalladamente por qué omitió la Dirección de Contabilidad que ostentaba su hermano gemelo del dictamen del OSAFIG; de igual forma, el OSAFIG debe dar detalles de por qué soslayó esta ausencia de castigo a un área tan importante para los registros contables y las finanzas del gobierno estatal.

 

Sin embargo, no termina aquí este tema de conflictos de intereses; el OSAFIG, contrató al CP Alejandro Camarena, aun a sabiendas de que fue integrante de la Comisión Especial de Seguimiento del crédito como representante de COPARMEX en su calidad de  Presidente del Colegio de Contadores Públicos de Colima, dicha comisión, fue creada en septiembre de 2015 con el propósito de vigilar el origen, destino y cuidado del crédito de 1,728 millones de pesos que planteó al congreso la administración de Mario Anguiano Moreno, y que comprendía 638 mdp para convertir un crédito de corto plazo a largo plazo y 960 mdp para inversiones productivas más 130 mdp para inyectar recursos a municipios.

 

Es decir, el OSAFIG pide a uno de los responsables de observar el origen, destino y buen uso del crédito; para auditarlo y sancionar a quienes supuestamente el habría avalado en las decisiones que tomaron.

 

Las aguas en las que navega el OSAFIG parecen muy turbulentas, el faro que lo guía no da señales claras del rumbo y la bruma cubre su babor y estribor, lo que hace opaco su tránsito por la legalidad y buena rendición de cuentas; es importante que para llegar a buen puerto, el capitán guie la embarcación hacia aguas más someras, y esto solo lo logrará despejando dudas y transparentando la información.


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Acopiohyu

Continúan los cinco Centros de Acopio del Ayuntamiento de Colima

Dia sin auto

Conmemorarán Día Mundial sin Auto con bicipaseo

Kelsy

Se cumplen 125 días de la desaparición de Kelsy Naomi

X08 1024x683

TEE da revés a presidenta del IEE en el plebiscito contra Ecoparc

21752374 10207955905730271 855540396532031453 n

Pese a presencia militar, los robos aumentaron en agosto