Editorial: 7 meses de violencia en Colima.

Por CNDigital/ Satff
Publicada el

Redstate

Nuevamente Colima y el gobierno del priista José Ignacio Peralta Sánchez, dan la nota nacional al mantener nuestro estado durante los seis meses que lleva al frente de su gestión, en el número uno del top de homicidios dolosos en el país, una presea poco elogiable.

De acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en los siete meses de este año, se perpetraron 345 homicidios violentos: 31 en enero; 47 en febrero; 55 en marzo; 74 en abril; 46 en mayo; 42 en junio; y 50 en julio.

El alto índice de criminalidad en el estado ha generado en la población, un temor latente y entendible, toda vez que los ataques se han realizado en escenarios impensables y lugares donde de manera cotidiana los colimenses suelen asistir, incluso con sus familias; plazas comerciales, negocios particulares, a bordo de vehículos transitando avenidas concurridas, al interior de viviendas, y a las afueras de ellas, entre otros muchos sitios donde no se esperaría que sucedieran. El temor es entendible, pues ahora ya no solo se asesina a las personas en huertas, brechas, cantinas y reuniones privadas, ahora ya la delinciencia esá invadiendo lugares más íntimos, más propios de la sociedad y ajenos a las actividades delincuenciales. Ante esta mala racha de seguridad, el gobernador Peralta Sánchez, ha repetido sistemáticamente que se está avanzando en el tema y que la percepción de inseguridad acabará por disminuir, e incluso desaparecer; esta aseveración pareció en algún momento ser realidad, cuándo el Secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, echó las campanas al vuelo al anunciar un ligero descenso en la taza de homicidios dolosos para el mes de junio, sin embargo, esta disminución no fue lo suficientemente sólida para sacar a Colima del primer lugar y mucho menos tan consistente como para iniciar una gradual disminución hacia índices más manejables. 

El gobernador en su discurso ha incluido también el deslinde de responsabilidades como una manera de paliar los daños que ésta escalada de violencia generan a la imagen de su gobierno, señalando que algunos de los jóvenes asesinados durante su administración, han sido víctimas del delito por deudas de drogas, pues a su decir, debían dos o tres mil pesos en estupefacientes, también se refirió a las jovencitas desaparecidads, "algunas de ellas, desaparecieron al irse con el novio", señaló el mandatario, minimizando la gravedad del asunto. Estas declaraciones, levantaron una ola de indignación en la sociedad, toda vez que el speach del gobernador Peralta Sánchez fue dicho de manera informal, en un encuentro organizado por la FEC en la Universidad de Colima, ante un nutrido grupo de estudiantes y funcionarios universitarios que no esperaban escuchar esos deslindes en su casa.

Más violencia

Pero además de los homicidios, ya preocupantes de suyo, hay otros índices cuya caracterisitca principal es la violencia, y como tal, ponen en riesgo la integridad física de los colimenses y preocupan,  pues trastocan la vida del ciudadano comun, modifican hábitos y conductas y sobre todo, restan tranquilidad a la ciudadanía. 

Los índices de robo con violencia en los primeros 7 meses de 2016, no han parado de crecer respecto al mismo periodo de 2015, veamos las diferencias y porcentajes:

El robo con violencia incrementó en más de 1,562% registrando 133 asaltos con violencia a personas que iban por la calle, hcontra los 8 que se registraron en el mismo periodo de 2015; otro índice que se ha elevado aunque en menor escala, es el robo con violencia a casa habitación creciendo un 14.2% (184 en 2015 contra 161 en 2016); el robo violento a negocios incrementó de 37 casos de enero a julio 2015 a 79 en mismo periodo 2016, un 135%; finalmente el índice marcado como “otros” robos con violencia, aumentaron de 43 a 88, un 104%.

  

  

Estos datos con toda seguridad fueron definitorios para el relevo del Titular de la Secretaría de Seguridad Pública al ser un tema de prevención y no de procuración de justicia, por lo que los colimenses ven con buenos ojos el cambio de titular en esa corporación, y esperan resultados pronto, muy pronto, para poder volver a salir sin temor a ser asaltados violentamente o incluso, estar con el pendiente de que alguien se introduzca en nuestro hogar mientras dormimos o cocinamos, con las consecuencias que puede traer esto.

El reloj sigue marchando y cada mes esperamos ver disminuciones, efectivas y significativas, pero lo más importante, disminuciones tangibles, sólidas y constantes en los índices delincuenciales, disminuciones que devuelvan en los a Colima la calma y tranquilidad que se tenía hasta hace unos pocos meses.


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Mina

SSyBS desatiende los Centros de Salud de Minatitlán

21766521 492199934490890 1314624928406155614 n

Madre de joven desaparecido aborda al gobernador en su encuentro ciudadano

Donadores

Diputada propone donar 4 mil pesos a damnificados; ni el 10% de lo que gana

21768398 10207973873339450 7104699568531060355 n

Congreso del Estado aplica remodelaciones, pero no transparenta los costos

21768421 10207973031798412 6138363378154887937 n

Julia Jiménez pide madurez política al equipo de Jorge Luis Preciado