Desde la Curul 26

Por Juan Ramón Negrete Jiménez
Publicada el

Juara

El galimatías….

Con el asunto ese del alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, el Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez, anda tan hecho bolas, que un día dice una cosa, y al otro dice otra y antes había dicho otra muy diferente, y lo peor es que está enredándose en su propia maraña de mentiras donde ya se le cuatrapearon las fechas y anda todo entrambulicado.

Cuando el cuatro de febrero del año 2016, la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, POR UNANIMIDAD de votos de los magistrados y la magistrada que la integran, determinó que Rafael Mendoza Godínez, “infringió el principio de imparcialidad”, ya que había participado en un evento de campaña del dos veces candidato perdedor a la gubernatura Jorge Luis Preciado Rodríguez, su participación “…fue efectuada por el servidor público denunciado en día hábil…”.

Y agregaba que “…la referida situación constituye una conducta injustificada contraria al principio de imparcialidad, ya que su presencia generó una situación de influencia indebida; sin que ese hecho se encuentre justificado, dado que, aún y cuando refiera que su participación fue en carácter de ciudadano y había solicitado licencia para separarse de su encargo, ello es insuficiente para generar una excepción a la regla general de que los funcionarios públicos no deben asistir en días hábiles a actos de proselitismo político electoral, precisamente por la situación de inequidad y de parcialidad que pueden generar en su papel de servidores públicos”.

Bueno, cuando la resolución fue notificada al Congreso del Estado, en aquella época, aún manejado por Jorge Luis Preciado, que movía a su antojo las piezas del Poder Legislativo donde el Partido Acción Nacional, por primera ocasión en toda su historia tenía el manejo total de la Cámara, dio la orden para que no se sancionara a Rafael Mendoza.

Personalmente acudió (una de las tantas veces que fue cuando era mayoría el PAN) y se reunió con la Oficial Mayor del Congreso, con algunos diputados de esa bancada, entre ellos, Julia Jiménez Angulo, que era la presidenta de la Comisión de Responsabilidades, y Hugo Vergara, director Jurídico del Congreso, entre otros y ahí dio la instrucción.

La orden fue tajante “las mayorías mandan y para eso somos mayoría”, diría a los asistentes a esa reunión.

Uno de los asistentes se atrevió a proponer que, derivado de que la Sala Regional Especializada no había especificado una sanción para aplicar al alcalde de Cuauhtémoc por la existencia de la infracción a la normativa electoral y que lo procedente era dar vista al Congreso del Estado de Colima, podían cumplimentar ese mandato elaborando un dictamen en donde solo se aplicara como sanción una amonestación privada.

Cabe hacer notar que en febrero del año pasado, si bien estaban distanciados, aún guardaban las formas para mantener la mayoría del grupo legislativo del PAN, aunque ya empezaban a verse fisuras, derivado de la intervención del Senador Preciado, que era quien en realidad daba las órdenes a través de sus subordinados colocados en áreas estratégicas.

Se les hizo bolas el engrudo…

Dicen los que estuvieron cerca cuando ocurrió aquello, que incluso se elaboró un dictamen que lo iba a hacer suyo la Comisión de Responsabilidades que presidía Julia Jiménez, para lo cual Jorge Luis Preciado mandó a su alfil en el Congreso, Luis Ladino para que transmitiera la orden del senador.

Sin embargo cuando ya estaba elaborado el dictamen a finales de febrero, las cosas dieron un giro cuando nuevamente la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral, emite una nueva sentencia, ahora para sancionar al alcalde de Tecomán, José Guadalupe García Negrete, por razones muy parecida: haber intervenido en actos proselitistas en favor de Jorge Luis Preciado, durante la elección extraordinaria para gobernador del estado.

Cuando fue notificada la sentencia en contra del alcalde de Tecomán, se llegó incluso a grado tal que “se les perdió” el documento y siempre, la instrucción que había dado quien mandaba en Acción Nacional fue en el sentido de que “no hemos sido notificados, no ha llegado nada de “Lupillo”, tratando de encontrar la solución.

Hubo una nueva reunión para avisarles que había una contraorden y que siempre no presentarían ningún dictamen, ni la amonestación privada para Rafael Mendoza, sino que se instaurara un juicio político y se dejara correr el tiempo, para que durmiera el sueño de los justos y transcurrido un año archivarlo.

Es decir fueron los propios panistas los que le armaron el juicio político a Rafael Mendoza, que además hay que decirlo, si bien ganó por las siglas del PAN, él no es panista, si no chequen el padrón de militantes, no debemos olvidar que él era consejero del Partido de la Revolución Democrática ¿o ya se les olvidó?

De esas decisiones ya no se tomaba el parecer de la coordinadora de la fracción parlamentaria del PAN y a la vez presidenta de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios, la diputada manzanillense, Martha Leticia Sosa Govea, por eso aquél 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Jesús Fuentes Martínez, Enrique Michel Ruiz y Jesús Dueñas Llerenas, acudieron al Congreso del Estado, a informarle que Jorge Luis había dado la orden de que hubiera cambio de coordinador de la bancada panista, y que a partir de esa fecha había sido designado el diputado Luis Ladino Ochoa.

De las primeras acciones que impulsó el nuevo coordinador de la fracción, fue que la Comisión de Responsabilidades le iniciara un juicio político a Rafael Mendoza, aunque ahora dice que lo que había negociado con Julia Jiménez, es que todo quedaría en amonestación privada. El juicio político se inició el 10 de marzo del 2016.

El boquete que se produjo con la salida de Martha Sosa de la coordinación del PAN y de la presidencia de la Comisión de Gobierno Interno, fue tal que desde aquél momento el grupo mayoritario de Acción Nacional, comenzó a fragmentarse, y es que cada vez era mayor la intromisión de Jorge Luis Preciado, que lo único que faltó fue que le instalaran oficina.

Pero en cada sesión lo primero que hacía Ladino era acercarse a los diputados y mencionarles que  “dice el Senador”, o “dice Jorge Luis que hay que votar así”, en cada uno de los asuntos que se ponían a discusión.

Hay un responsable de todo esto…

Llegó a tanto la intromisión de Preciado Rodríguez, que por eso “tronó” la bancada azul… los tres diputados que se convirtieron en “independientes” ya no aguantaron más estar bajo el yugo del senador panista, que no siquiera los ecuchaba, solo les mandaba la orden de como sufragar.  Ahí comenzó el fin… era el mes de junio del año pasado.

Dicen que la ambición cada vez más desmedida del Senador Preciado, fue lo que provocó que los distintos grupos al interior de Acción Nacional comenzaran a levantar la voz para exigirle al comité ejecutivo nacional, que publicara la convocatoria para llevar a cabo la reestructuración del comité estatal del PAN, pues Jorge Luis, ya se había adueñado de este instituto político.

Desde el mes de marzo, después de sacar a Martha Sosa de la coordinación del PAN, enseguida removió a Enrique Michel, al que ahora impuso como presidente estatal, lo quitó de la Secretaría General del CDE, ofreciéndole a cambio que le darían chamba como Auditor Especial de Obra en el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental, aunque para ello se violara la Ley, pues al ser ingeniero civil, no tenía el perfil para ocupar ese cargo.

Poco importó, la mayoría panista pisoteaba otra vez la ley.

Los militantes de viejo cuño del PAN, se empezaron a preocupar ante la desbordada ambición del senador Preciado, por lo que empezaron a presionar para renovar el comité estatal, pero buscar a alguien que tuviera opción real de triunfar y que no fuera manejado por Preciado… así empezó a crecer Julia Jiménez.

Cuando en junio el PAN pierde la mayoría de diputados, las cosas dan un vuelco… hay una nueva conformación de las presidencias de las comisiones legislativas y Acción Nacional pierde el control absoluto.

Ahí comenzó a escribirse la historia contra el alcalde de Cuauhtémoc, porque los asuntos que estaban durmiendo el sueño de los justos, empezaron a activarse, y algo que interesaba a la nueva mayoría que dominaba el Congreso, era sacar el asunto de Rafael Mendoza.

La bancada del Partido Revolucionario Institucional, empezó a presionar incluso a la Sala Regional Especializada, por el hecho de que transcurrían los meses y la sentencia en contra de Rafael Mendoza Godínez, encontrado responsable de delitos electorales, seguía sin acatarse, por lo que el Tribunal Electoral, remitió un oficio para que el Congreso le informara qué había sucedido, por eso empezó a darle celeridad, pues la Sala Especializada en su notificación dejaba entrever que de no acatarse la sentencia, podían incurrir en algún tipo de responsabilidad los diputados y ser sancionados ellos.

Por esa razón es que se tuvo que reactivar el asunto de Rafael Mendoza, que debo comentarle que confiado en que el PAN tenía mayoría en el Congreso del Estado, siempre le apostó a la impunidad pues su amigo Jorge Luis Preciado, siempre le hizo creer que su manto protector siempre lo cobijaría, por eso no siquiera se molestó en tratar de defenderse.

Nunca pasó siquiera por su mente que algún día podían perder la mayoría y cambiar las cosas, por eso ahora que ha sido juzgado anda peor que las cucarachas en quemazón.

Mentira tras mentira…

El grupo del Senador Preciado, éste incluido, así como el presidente del comité estatal y el propio Rafael Mendoza, se la han pasado reconociendo que sí es culpable “pero nomás poquito” y se quejan de que fue exagerado el castigo.

Lo peor, que el alcalde de Cuauhtémoc, anda llorando por todos los rincones, cuando en el momento en que se le siguió el juicio en la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral, nunca controvirtió los hechos que se le imputaban, es decir, nunca presentó ninguna prueba para demeritar las acusaciones de su asistencia y participación en los actos proselitistas, ni el contenido de las manifestaciones que se le atribuyeron.

Tampoco objetó las pruebas que se presentaron en su contra, sino que simplemente se constriñó a negar el carácter con el que acudió a los eventos y el haber incurrido en actos de proselitismo, señalando que sus actuaciones se realizaron fuera de sus funciones públicas.

También desde el dirigente estatal del PAN, Enrique Michel; el senador Jorge Luis Preciado, los abogados que vinieron a Colima del CEN y el propio alcalde de Cuauhtémoc, han mentido cuando afirman que en la resolución de este procedimiento especial sancionador, la Sala Superior ordenó al Congreso únicamente aplicar una sanción administrativa o una multa, cosa por demás falsa.

El resolutivo dice: “SEGUNDO. Se declara la existencia de la infracción a la normativa electoral, por parte de Rafael Mendoza Godínez, presidente municipal de Cuauhtémoc, Estado de Colima, en relación a su asistencia y participación en actos proselitistas los días nueve y once de enero, en los términos precisados en la presente ejecutoria”.

¿De dónde sacan los panistas que la Sala Especializada dijo que solo lo amonesten o lo multen?

 Los panistas se les ha olvidado que en 2003, se le anuló la elección ganada por el candidato del PRI a la gubernatura, el profesor Gustavo Alberto Vázquez Montes, por aquél discurso de cierre de campaña del gobernador Fernando Moreno Peña, que solo dijo “quien no va derecho, se lo lleva la Procuraduría…”, esa sola frase fue suficiente para anular la elección.

Y qué decir en 2015, donde por el dicho de Rigoberto Salazar Velasco, se anuló el triunfo de José Ignacio Peralta, en la elección ordinaria de junio de 2015.

Si en esos casos se han castigado anulando la elección ¿por qué aquí, si se comprobó la participación de Rafael Mendoza, por qué no se le debe aplicar la ley? La Sala Regional Especializada, lo encontró culpable de delitos electorales, entonces ¿por qué en su caso no debe aplicarse la ley?

El alcalde Mendoza, dijo que el castigo es elevado, ¿ya les preguntó a los priístas, cómo consideraron el castigo cuando se les anularon las elecciones?

Rafael Mendoza lo que tiene que hacer es dejar de hacerse la víctima, o el mártir y dejar de mentir, pues cuando se iba a desarrollar la sesión en el Congreso del Estado, los mensajes que estuvo subiendo a las redes sociales, eran que “…me van a destituir y a inhabilitar, que porque he robado… bla, bla, bla”, lo cual era una vil mentira, le ocultaba la verdadera causa a sus simpatizantes

El presidente municipal de Cuauhtémoc sabe por qué está siendo sancionado y no es por la manera en que ha trabajado por su municipio, sin embargo, debe responsabilizarse de sus actos.

En fin Mendoza Godínez está viviendo su propia viacrucis, y con los recursos que interpuso, donde seguramente cree que su amigo Jorge Luis, podrá intervenir para que lo exoneren, cosa que no creo factible, lo único que está haciendo es prolongar su agonía. Pero bueno, todos tienen derecho al pataleo.

Si bien el Juzgado Segundo de Distrito le concedió una suspensión provisional, --que no es el amparo--, y la Suprema Corte de Justicia de la Nación recibió una controversia constitucional, eso no quiere decir que ya ganó. Yo no sé qué va a decir si tanto la Suprema Corte, como el Juzgado de Distrito, resuelven de manera adversa al edil de Cuauhtémoc.

Por lo pronto ayer no asistió a la audiencia de vistas celebrada en el salón de plenos del Supremo Tribunal de Justicia, para que aportara sus pruebas y desahogara lo que hubiere a su favor.

Le están dando una segunda oportunidad para el lunes 6 de marzo a las 13:00 horas, si no aprovecha las oportunidades, que luego no se ande quejando… por lo pronto lo que le puedo decir es que esta historia continuará.

Para cerrar…

**A moquetiza verbal le puso Riult Rivera al coordinador de la bancada del PAN, Luis Ladino Ochoa, en la última sesión del primer período ordinario de sesiones el pasado martes 28 de febrero, fueron nueve minutos de una pieza de oratoria que fue tal la paliza que en determinado momento el diputado Ladino, se arrellanó en la curul, tratando de hacerse lo más chiquito que se pudiera, como queriendo desaparecer… ya en otra entrega le estaré dando a conocer el contenido, pero de veras, yo creo que ni en los mejores tiempos de Ladino, cuando era de los “giritos” de la Info-R, le habían pegado tal bailada.

¡Ah! pero eso sí después de la moquetiza, todavía regresó por más, pero ya Riult se compadeció y ya no quiso ensañarse más.

**Por hoy aquí le paramos, ya en la siguiente entrega le estaré manejando cómo cerró el primer período ordinario del segundo año de ejercicio constitucional esta Legislatura, que ya llegó a la mitad del camino…

**Finalmente para concluir quiero que se me permita presentar mis sinceras condolencias a la familia de don Ramón Castañeda Bazavilvazo, ex diputado de la Quadragésimo Cuarta Legislatura, que el pasado domingo 26, se nos adelantó en el viaje sin retorno, a todos sus hijos, hijas, nietos, nietas, sobrinos, hermanas, hermanos, les hago llegar un respetuoso abrazo, y mi solidaridad, deseando que pronto encuentren la paz y la resignación ante tan terrible pérdida.

Don Ramón me distinguió con su amistad y nos quedó pendiente una entrevista, además de que era uno de mis asiduos lectores, haciendo incluso comentarios muy acertados sobre lo que yo escribía, además de que siempre compartía mis columnas y otras colaboraciones.

Descanse en paz don Ramón.


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Mina

SSyBS desatiende los Centros de Salud de Minatitlán

21766521 492199934490890 1314624928406155614 n

Madre de joven desaparecido aborda al gobernador en su encuentro ciudadano

Donadores

Diputada propone donar 4 mil pesos a damnificados; ni el 10% de lo que gana

21768398 10207973873339450 7104699568531060355 n

Congreso del Estado aplica remodelaciones, pero no transparenta los costos

21768421 10207973031798412 6138363378154887937 n

Julia Jiménez pide madurez política al equipo de Jorge Luis Preciado