Costa de Marfil, un oasis religioso para musulmanes y cristianos

Por CNDigital/Notimex
Publicada el

Costamarfil

+++En Costa de Marfil hay un viejo adagio que dice: "Aquí los sacerdotes son musulmanes y los imanes cristianos”.

Abiyán, Costa de Marfil, 13 Nov (Notimex).- Símbolo de la convivencia pacífica entre las dos principales religiones monoteístas, en el rico país de África occidental hay un dicho que reza: “Aquí los sacerdotes son musulmanes y los imanes cristianos”.

En comparación con sus vecinos, Costa de Marfil parece ser un oasis feliz. Los recientes ataques terroristas por parte de yihadistas en Mali y Burkina Faso parecen no haber hecho mella ni siquiera mínimamente en este equilibrio. Igual que el atentado interno en la conocida localidad turística de Grand-Bassam.

“Aquí los sacerdotes son musulmanes y los imanes cristianos”. Al padre Paul Polshat parece divertirle este dicho. "Y yo añado que los creyentes de estas dos grandes religiones están todavía muy ligados a la tradición animista".

El padre Paul habla un español fluido, fruto de su larga estancia en México durante los años de estudio en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Anáhuac.

Además de ser un sacerdote de la iglesia de San Juan en el céntrico barrio de Cocody, en Abiyán, la capital económica del país, el padre Paul también es responsable de todos los trabajos de construcción de la arquidiócesis de la ciudad.

“Nuestro país -explica- fue víctima de una durísima guerra civil. Acabó hace sólo unos años. Pero ni siquiera en esa ocasión, la religión no tuvo nada que ver. Grosso modo, los cristianos, católicos y protestantes representan el 20 por ciento de la población, mientras que los musulmanes representan el 25 por ciento”.

“Los que siguen los ritos animistas son un poco más, alrededor del 35 o 40 por ciento. Pero conozco a muchos cristianos y musulmanes que no son ajenos a los ancestrales rituales de la región", manifiesta.

Y continúa: "En la parroquia tenemos a una pareja mixta, ella católica y él musulmán. El domingo él acompaña a su mujer a la iglesia, y el viernes ella le devuelve el favor yendo a la mezquita. Durante el Ramadán la señora prepara la comida de la madrugada para su marido”.

“Sus hijos asisten tanto a la catequesis como a las actividades que se hacen dentro de la mezquita. Son muy comunes las parejas mixtas. Los fieles de las dos religiones monoteístas también participan en las principales celebraciones de la otra comunidad, como la Semana Santa y la Fiesta del Sacrificio", cuenta.

Además de ser el imán de la imponente mezquita Salam di Plateau, otro céntrico distrito de Abiyán, Cissé Djiguiba es también el jefe de la oficina ejecutiva de todos los imanes del país y es responsable de las relaciones con las otras confesiones religiosas.

"La nuestra es una convivencia armoniosa -dice-, no tiene nada que ver con la confrontación. Ni siquiera puedo recordar ningún enfrentamiento por motivos religiosos. Esta armonía tiene, sin duda, efectos muy positivos en el plano social y económico”.

Señala que tienen “una Constitución laica, cosa que significa que todas las religiones tienen la misma posición en relación con las autoridades políticas. El estado de Costa de Marfil no hace favoritismos a una u otra comunidad religiosa".

Este equilibrio corre el riesgo de verse afectado por el extremismo religioso. El 13 de marzo Costa de Marfil fue el blanco de un terrible ataque terrorista en Grand-Bassam, una localidad turística a 40 kilómetros de Abiyán.

Hubo una veintena de víctimas entre marfileños y turistas occidentales. El grupo yihadista Ansar al-Din, autor del atentado, parecía tener como objetivo el deseo de debilitar el sistema político de un país cuyos recursos evidencian un desarrollo potencial que asusta a los mismos yihadistas.

Afortunadamente fue un incidente aislado. Los ataques yihadistas contra un hotel en Bamako, la capital de la vecina Mali, que se produjo el 20 de noviembre de 2015 con el recuento final de 21 muertos, y el que perpetraron contra un hotel en Uagadugú, la capital de la vecina Burkina Faso, el 15 de enero con el resultado de 29 muertos, parecen no intimidar de ninguna manera a las autoridades religiosas de Costa de Marfil.

"En un principio, las comunidades musulmana y cristiana -continúa el viejo imán- se quedaron en shock ante esa violencia, pero luego reaccionaron con manifestaciones por todo el país”, refiere.

“Condenamos el ataque de Grand-Bassam de manera unánime, todos juntos. Porque una cosa es cierta: en Costa de Marfil queremos la paz, y la paz pasa también y sobre todo por la convivencia religiosa", añade.

"Cuando tienen lugar eventos trágicos como el de Grand-Bassam -dice convencido el padre Paul- hay que pensar que los que los perpetran no son verdaderos musulmanes”.

“El islam no puede identificarse jamás con el terrorismo, es una religión de paz. Eso lo hacen personas que utilizan el islam de forma inadecuada para lograr fines malignos. Los musulmanes son nuestros hermanos y nuestros hermanos no hacen estas cosas”, enfatiza el sacerdote.

 

NTX/I/LP/SBE/


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Photo5053175383800784855

Insúa inaugura el Módulo Municipal de Atención a las Mujeres

Lupe

Afirma Lupillo que Audelino Flores intentó extorsionarlo con 5 mdp

21687826 10207950866204286 3458443126930076047 n

Disminuyen homicidios en agosto; pero suben los robos a casa habitación

15079022 1334348813256017 1509153741673711395 n

CEDH abre queja por oficio por acoso laboral en el ICRTV

Mayores

Adultos mayores preparan manifestaciones en municipios por falta de apoyos