Carambola: Recordando a Jorge Humberto Silva Ochoa

Por Guillermo Torres López
Publicada el

1470093 10204284929402340 5609914982591707598 n

Jorge Humberto Silva Ochoa, creador de instituciones y certezas.

En estos tiempos hacen falta hombres visionarios, íntegros, hacedores de instituciones que beneficien y proyecten a la familia colimense. Jorge Humberto Silva Ochoa fue uno de ellos, un integrador de jóvenes –hoy padres y abuelos aquí presentes— que en su momento configuró un estado progresista, con futuro y sueños reivindicadores. El corazón y energía de estos muchachos trastocados por el nacionalismo e ideología Cardenista de los años 30, 40 y 50, formó parte del fervor de los años 60, movilización estudiantil de enredos y desenredos de los años 70 que culminó en cobertura local, en la transformación de la institución educativa más importante del estado: la Universidad de Colima.

Hablar de Humberto Silva es hablar una época de construcción e infraestructura educativa y académica que impactó ineludiblemente a la juventud y familias de Colima. Rector de 1979 a 1989 –incluyendo el periodo interino y ordinario—, Humberto Silva refundó la univeridad, configuró lo que sería la nueva y moderna Universidad de Colima.

Hay que señalar que además de la capacidad desarrollada en construir instituciones de corte educativo como también lo es la Universidad Tecnológica de Manzanillo, en los años 80 y 90, Jorge Humberto Silva integraba uno de los grupos políticos más progresistas del Estado.

La visión interdisciplinaria en la educación, política y el periodismo, hacían de sus proyecciones un cultivo de posibilidades ejercidas en la función pública, sustentadas en la experiencia de participar en el periódico El Día, El Comentario, Ecos de La Costa, El Correo de Manzanillo y Diario Zapotlán, en el Sur de Jalisco. Textos y editoriales que configuraban corrientes de opinión política y social que establecían certeza en la gobernanza y equilibrios de grupos y poder, que permitían la percepción de aquel Colima de “la ciudad de las palmeras”, hoy tristemente olvidada.

Su incisivo análisis cargado de experiencia en la lectura diaria de los periódicos locales y nacionales agudizaban el argumento que regirían la agenda empresarial, política, social y comunicacional en los temas tratados en su reconocida página de Interés público; lectura obligada que marcaba la directriz funcional de un estado con perspectiva de cambio, pero sobre todo ofertaba un discurso con idea, con certeza.

Hoy, en este contexto accidentado y disminuido por la inseguridad que se percibe impera, faltan las ideas, la certeza y experiencia de un integrador de la talla de Jorge Humberto Silva Ochoa, que concilie las fuerzas y liderazgos para dar rumbo a un estado con familias sanas, que languidecen por los flagelos de la impunidad, en un Colima que tiene los factores humanos, naturales y geográficos para ser el más armónico y progresista del país.

Así pues, con esta perspectiva muy personal, tal vez menos informada de los aquí presentes, pero nutrida por los últimos 8 años compartidos laboral y personalmente con el licenciado Jorge Humberto Silva Ochoa, con quien me identifiqué desde el primer día que lo conocí al invitarme a su casa y a trabajar, cito: “Memo, quiero que mi periódico El Correo de Manzanillo sea como el contenido de tus columnas”, -¿Cómo? pregunté-, “Quiero que la gente se vea y se apropie de mi periódico, quiero un periodismo social, que tome la problemática de las personas, quiero hacer una labor de periodismo social, como la columna del niño Federico, el que vende tortillas y se rasca la cabeza porque tiene sarna, el que le picó la cola a la niña y le mentó la madre a la maestra –ríe y se frota las manos, es atento, afable pero sobre todo basto—.

Mi cercanía en la última etapa de su vida dejó enseñanza, en el dialogo cotidiano recibía la historia de viva voz… estas son algunas de las introducciones: Cito, “A poco crees que fue fácil ser rector, no”. Cito: “Alguna vez has visto que he regañado a alguien” –lo pensé, y efectivamente nunca observé o recibí un regaño, me di cuenta pues, que en el diálogo construía y resolvía-. Cito, “Cuando uno es cabeza de una institución o dirección, no hay clases o fórmulas de enseñanza que te ayuden a tomar esa decisión, el criterio será el que te lleve a definir la situación, el criterio te guía, es el momento en que el aprendizaje es sin teoría ni maestro, eres solo tú con tu criterio, y tendrás que tomar la mejor decisión”, cierro cita.

Recordamos pues con aprecio y admiración en este 21 de mayo de 2017, el tercer aniversario luctuoso del ex rector de la Universidad de Colima, Jorge Humberto Silva Ochoa, padre, hermano, amigo, pero sobre todo creador de instituciones y caminos promisorios.

Para finalizar Cito: “Las universidades por su propia naturaleza son agentes de cambio social, precisamente aquí se genera el conocimiento nuevo, se dan las discusiones, la autocrítica. Son los grandes reductos de la libertad del hombre. Cuando en un país, en un sistema, se conjuran las libertades, las últimas en perderlo son las universidades”, <<Jorge Humberto Silva Ochoa>>

**Palabras pronunciadas en tercer aniversario luctuoso del ex rector de la Universidad de Colima y formador de generaciones Jorge Humberto Silva Ochoa** 


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Mina

SSyBS desatiende los Centros de Salud de Minatitlán

21766521 492199934490890 1314624928406155614 n

Madre de joven desaparecido aborda al gobernador en su encuentro ciudadano

Donadores

Diputada propone donar 4 mil pesos a damnificados; ni el 10% de lo que gana

21768398 10207973873339450 7104699568531060355 n

Congreso del Estado aplica remodelaciones, pero no transparenta los costos

21768421 10207973031798412 6138363378154887937 n

Julia Jiménez pide madurez política al equipo de Jorge Luis Preciado