Carambola: Además de ser asaltado y baleado, lo extorsionan

Por Guillermo Torres López
Publicada el

1470093 10204284929402340 5609914982591707598 n

Quisiera pensar que el procurador del Estado tiene oficio y vocación profesional para estar en contacto directo y atendiendo a la familia de Aureliano Guizar, quien el 19 de mayo fue “asaltado y baleado en la entidad”. El caso de Aureliano es muy sensible, un hombre común, como usted o como yo, que fue trastocado por la “impunidad” del crimen organizado. Rubro sensible que arrebata la tranquilidad, patrimonio, armonía, salud e integridad de un colimense que no merece la desprotección del estado.

Señor procurador, la denuncia de Adán Guizar García padre de Aureliano, hecha a los medios de comunicación y publicada en CN Digital con el periodista Fernando Sandoval Esparza es muy delicada, ya que pone en la palestra un tema que las autoridades locales no discuten abiertamente: La extorsión. Este caso es triplemente grave porque además de sufrir el flagelo de ser asaltado y baleado, lo están extorsionando. Y no obstante a ello vive la zozobra de la amenaza y el amago de secuestrar a un miembro familiar.

Señor gobernador, bajo su administración, protección, resguardo y dirección, Aureliano fue asaltado y baleado después de retirar dinero de un banco, su cuerpo de ser funcional y productivo pasó a ser disfuncional –sus piernas están fracturadas-. No obstante a la impune acción de arrebatarle el patrimonio y satisfactoria salud, vive él y su familia con “el alma en un hilo”. Escuche a don Adán, es su gobernado y está temeroso porque no cesan los amagos en su violentado Estado de derecho, cito: “A mi hijo le han llamado a su celular y le han exigido más dinero (…) las amenazas empezaron al tercer día del asalto diciéndole que vaya a tal lugar para que entregue el dinero (…)”. Aquí acusa al periódico Diario de Colima por mal informar.

No es para menos, teme por su integridad y la de su familia -hay soledad, desesperanza- pero también desconfianza de la autoridad. Las amenazas no cesan, insisten en “secuestrar a su nieta si no paga el resto del dinero”. El texto es reiterativo, como lo es el temor de quien está bajo el amago de la extorsión, del carcomido flagelo de lo anónimo y los torcidos renglones de lo ilegal detentando lo legal.

Sería fácil hablar de banalidades en Colima, confieso estar cansado de escribir la parte deficiente de la función pública, eclipsando la belleza de tomar un buen café en cualquier rincón de los paisajes atractivos de nuestra tierra calurosa. Pero no, no somos así, no es justo que a la par de dar un sorbo de café acompañado de una rica y sabrosa charla, en otro extremo de la ciudad le arrebaten la integridad a un colimense.

La indiferencia social e institucional no cabe, los costos del asalto, el secuestro y la extorsión serán para todos. Gobernador Ignacio Peralta, don Adán y Aureliano Guizar requieren su protección y arropo, que funcionen las instituciones. Que el procurador inhiba la delincuencia, que impere el Estado de derecho. Urge, es inaceptable el dinamismo de estos flagelos en nuestro estado, no los merecemos. Colima, su gente y geografía están para tener una dinámica cultura sana, y nuestros jóvenes enferman, caen. Su gobierno podría ser de calidad en términos de seguridad pero, no. ¿Cuánto tiempo más esperamos?


Bansuscripocion article1
Comparte!
A+ A-

Destacadas

Acopiohyu

Continúan los cinco Centros de Acopio del Ayuntamiento de Colima

Dia sin auto

Conmemorarán Día Mundial sin Auto con bicipaseo

Kelsy

Se cumplen 125 días de la desaparición de Kelsy Naomi

X08 1024x683

TEE da revés a presidenta del IEE en el plebiscito contra Ecoparc

21752374 10207955905730271 855540396532031453 n

Pese a presencia militar, los robos aumentaron en agosto